Repostería con flores comestibles

Repostería con flores comestibles (con recetas)

El arte de la repostería se llena de flores comestibles

 

Los inicios de la repostería

Antiguamente repostería significaba “despensa”, ese lugar destinado a almacenar los alimentos y provisiones a una temperatura adecuada. La persona encargada de que la despensa estuviera en orden y hubiese todo lo necesario para el palacio en cuanto a tareas domésticas se refería, era el repostero. Generalmente pertenecía a una familia de gran estirpe.

A partir del S. XVIII, este término comenzó a referirse al arte de confeccionar pasteles, postres, turrones, helados y bebidas alcohólicas.

A día de hoy, hablar de repostería es referirse tanto a la creación de los pasteles, tartas, galletas..etc, pero sobretodo a su decoración. La decoración es muy importante en la repostería actual. Los diseños de los pasteles deben de ser originales , divertidos, elegantes, llamativos, vintage, de estilo francés, de estilo personalizado… Hay mil maneras de decorar las tartas, pasteles y galletas y la creatividad es una herramienta fundamental en los obradores.

 

Creatividad en la repostería

Hay una modalidad denominada repostería creativa que es la sublimación artística de la pastelería tradicional. El precursor inicial de este tipo de pastelería fue Dewey McKinley Wilton. ¿En qué consiste? Se trata de realizar tartas y pasteles partiendo de un sabor tradicional (vainilla, chocolate, yogur…) o también exóticos (té verde, frutas exóticas..) y cubrirlo de decoraciones extravagantes hechos con glaseados, cremas, isomalt….etc. Pero el factor principal es la creatividad, cuánto más original y diferente, mejor.

Alguno de los ejemplos de repostería creativa en tartas que podemos ver por internet son estos:

pastelería creativa             pastelería creativa 2            pastelería creativa 3

 

También se considera repostería creativa a las llamadas mesas dulces, que es la manera de presentación de modo organizado y artístico de varios dulces o postres decorados. ¿No sabéis a qué nos referimos? Te dejamos algunas imágenes:

Repostería creativa     Repostería creativa     Repostería creativa      Repostería creativa

En este punto de derroche de creatividad es dónde juegan un papel importante las flores comestibles. Y es que son un recurso cada vez más utilizado entre los reposteros, porque no sólo aportan naturalidad y frescura sino que también son perfectas para dar toques sutiles y diferentes a los pasteles y tartas. Hay muchas formas de utilizar las flores comestibles: para decorar, para dar un punto de color, para añadir nuevos sabores o incluso, para dar color a nuestra masa de bizcocho (se puede conseguir con polvo de pensamiento mini deshidratado).

Son tan variadas las formas que podemos consumir las flores comestibles como sus tipos: flores frescas, flores cristalizadas y otras formas de conservación (delicias florales). Pero como ya hemos dicho, la creatividad debe ser nuestra fiel aliada en los fogones.

Para los que sois un intrépidos reposteros en casa, hoy os dejamos 4 recetas muy fáciles de hacer para que dejéis fluir vuestra creatividad con las flores comestibles.

Repostería con flores comestibles

 

Nuestras recetas 

 

Tarta de dos chocolates

Tarta con 2 chocolates

 

 

Ingredientes para el bizcocho:

  • 240 gr de harina.
  • 15 gr de levadura química o polvo para hornear.
  • 75 gr d ecacao en polvo.
  • 5 gr de bicarbonato sódico.
  • 175 gr de azúcar.
  • 220 gr de azúcar invertida o miel.
  • 210 ml de leche.
  • 210 ml de aceite.
  • 3 huevos tamaño L.

Ingredientes para la ganache chocolate negro de cobertura:

  • 300 gr de chocolate negro o de cobertura.
  • 300 ml de nata.
  • Opcional chorro de esencia de vainilla.

 

Ingredientes para la ganache blanco negro de cobertura:

  • 500 gr de chocolate blanco
  • 150 ml de nata.
  • Opcional chorro de esencia de vainilla incolora.

 

 

 

Elaboración: Lo primero que debemos hacer es colocar la harina, el cacao en polvo, levadura química, azúcar y el bicarbonato sódico en un recipiente amplio . Removemos hasta que tengamos un polvo de color uniforme. Luego vertimos la leche, el azúcar invertida (o miel), y batimos hasta tener una crema uniforme. En otro recipiente ponemos los huevos (sin cáscaras) junto con el aceite y batimos bien hasta tener una crema espumosa. Volvemos a batir la crema de chocolate y le vamos añadiendo poco a poco y sin dejar de batir, la segunda crema la de huevo. Deben integrarse perfectamente. Preparamos el molde untando las paredes con mantequilla bien de mantequilla y espolvoreamos un poco de harina. O bien, podemos forrarlo con papel de horno. Finalmente rellenamos el molde  con la crema. Precalentamos el horno a 160º . ¿Cuándo sabremos que está listo? Pinchando con un palillo hasta que salga limpio. Aproximadamente tarda unos 50 minutos.

Para preparar la ganache de ambos chocolates debemos empezar a derretir el chocolate (por separado) . Empezamos colocando al baño maría el chocolate, nata y un poco de vainilla, removiendo de vez en cuando hasta tener una crema uniforme. Lo dejamos reposando hasta que se tiemple o enfriando. Debe quedar una crema pastosa.

Tarta de mousse de crema inglesa con flor de saúco y margaritas bellis

“La tarta de los príncipes de Inglaterra”

 

 

Ingredientes necesarios:TARTA príncipes de inglaterra con saúco

  • 250gr  de nata
  • 250 gr  de leche,
  • 75 gr azúcar
  •  175 gr yemas
  •  Vainilla (la cantidad en función de la intensidad que queremos conseguir).
  • 180gr chocolate blanco
  • 5 hojas gelatina

Elaboración: 

Para hacer la crema inglesa, hervimos la nata, la leche, vainilla y el azúcar. Cuando haya hervido unos minutos, dejamos enfriar. Después, añadimos las yemas batidas y lo volvemos a poner a hervir. En el momento que entre en ebullición, retiramos la cacerola del fuego y cambiamos la mezcla a un bol frío. Una vez templada, metemos la mezcla en la nevera para que “cuaje”.

A continuación, en un bol fundimos el chocolate que previamente tendremos que haber troceado para que el proceso sea más rápido. cuando esté fundido, añadimos la gelatina deshidratada hasta que nuestro chocolate coja la textura deseada, incluso si lo vemos necesario podemos utilizar una varilla o la batidora para que quedé más esponjosa la crema.

Para la presentación, deberemos poner nuestra crema inglesa ya cuajada como fondo, encimo pondremos una capa de nuestra crema de chocolate y por último decoraremos con la flor de saúco y margaritas bellis. Esta flor comestible no sólo le dará un toque muy sofisticado a nuestra tarta, sino que también aportará un sabor excepcional en cada bocado.

 

Esta es nuestra versión de la tarta de Crema inglesa con flores de saúco que se ofreció en el enlace del Príncipe Harry y la Princesa Megan. ¿Qué os parece?

 

 

 

Mousse de chocolate a la menta

 

Mousse chocolate con rosas y menta

 

 

Ingredientes que necesitaremos:

  • 125 ml infusión de menta chocolate
  • 200 gr de chocolate (70%)
  • Brotes de chocolate menta
  • 4 huevos 
  • Mermelada del sabor que más nos guste.

 

Elaboración: 

Lo primero de todo es preparar la infusión de menta, por ello en 125 ml de agua infusionaremos brotes de menta chocolate. Cuantos más brotes de menta infusionemos, mayor sabor adquirirá nuestra mousse. A continuación comenzamos a fundir nuestro chocolate al baño maría. Batimos las yemas de huevo y las incorporamos al chocolate. Montamos las claras de huevo con varillas eléctricas (en caso de no tener, habrá que hacerlo con las “de mano” ) hasta conseguir una espuma esponjosa. Sabremos que está bien montado cuando al sacar las varillas se queden picos suaves. Una vez que conseguimos montar las claras, incorporamos una cuarta parte al chocolate con movimientos envolventes hasta conseguir un crema suave y aireada. Después incorporamos el resto de espuma. Por último, en unas copas ponemos una capa de mousse, una de mermelada y otra de mousse y dejamos un día en el refrigerador. Para decorar podemos utilizar flores comestibles como botones de rosas y pétalos de rosas mini y también brotes de menta chocolate.

 

 

 

 

 

 

Tarta de chocolate con cobertura de arándanos y flores comestibles

 

Tarta con pelargonium

Ingredientes para el bizcocho:

  • 1 yogur natural (de 125 gr).
  • 3 huevos.
  • Harina (2 medidas de yogur).
  • Cacao en polvo (1 medida de yogur).
  • Azúcar (2 medidas de yogur).
  • Aceite de semillas y de oliva (1 medida de yogur entre los dos). Si te gusta que en el sabor final se aprecie el aceite, añade más aceite de oliva que de semillas, pero si prefieres que sea más discreto, hazlo a la inversa.
  • 1 sobre de levadura en polvo (16 gr).
  • Mantequilla para untar el molde.

Ingredientes para la cobertura de frambuesa: 

  • zumo/batido natural de frambuesa
  • queso mascarpone

Ingredientes para la gelatina de arándanos (hacer el día de antes):

  • 400 ml de zumo de arándanos
  • 1 medida de azúcar integral o refinado
  • 3 sobres de gelatina

Elaboración del bizcocho: 

Lo primero es vaciar el yogur en un bol ya que el envase será lo que nos sirva para las medidas del resto de ingredientes. Precalentamos el horno a 180º durante 10 minutos, el tiempo que tardaremos para hacer la masa. A continuación, en un bol grande añadimos la medida de azúcar y los huevos y batimos con energía. Añadimos el aceite y el yogur, seguimos batiendo para que nos quede una mezcla homogénea. Después tamizamos la harina y levadura y seguimos mezclando vigilando que no queden grumos en la masa. Repetimos este último proceso con el cacao en polvo. Nosotros recomendamos utilizar una medida, pero si queréis que vuestro bizcocho sea más potente, podéis utilizar otras cantidades. Por último, untamos el molde que vayamos a emplear para hornear nuestro bizcocho con mantequilla. Para ello deberemos de sacarla de la nevera 5 minutos antes para que se ablande. Vertimos la masa en el molde y horneamos a media altura durante 30 minutos a 180º. Para saber que nuestro bizcocho está bien hecho, hacemos la prueba del palillo, es decir introducimos un palillo largo y si sale limpio es que está perfectamente horneado.

Elaboración de la gelatina:

Para hacer la gelatina deberemos hidratar la gelatina en un bol con agua y calentándolo al baño maría. En una olla, calentamos el zumo de arándanos con el azúcar a medio fuego y removemos para que se integren bien los ingredientes.Cuando el azúcar se haya disuelto, lo retiramos del fuego añadimos la gelatina y mezclamos bien. Dejamos enfriar en un molde similar al del bizcocho.

Elaboración de la cobertura de frambuesa:

Este es el paso más fácil de todos. En un bol añadimos el queso mascarpone , aproximadamente un bote, pero es preferible poner una cantidad media y si es necesario volvemos a hacer más tarde. Añadimos un poco de jugo de frambuesas, simplemente para que adquiera un color rosa. Mezclamos y enfriamos.

Montaje de la tarta:

Lo primero que debemos hacer es cortar 1 cm de la parte superior del bizcocho. Debe quedar plana. Cubrimos de nuestra mezcla de queso y zumo de frambuesa. Después colocamos nuestra gelatina encima. En caso de haber utilizado un molde similar al del bizcocho, nos será fácil colocar la gelatina. Si no es así, deberemos hacer láminas del grosor deseado y disponerlas encima de nuestra base de bizcocho. Cubrimos de nuevo con nuestra mezcla de queso de un grosor medio. Para decorar, nosotros hemos utilizado arándanos y frambuesas. Deberemos conservar la tarta en la nevera hasta el momento de servirla. En el momento de servir y para el toque ácido y rebelde, colocamos una flor de pelargonium mini para cada porción.

 

Sí os han servido estas recetas y os animáis a hacerlas en casa, recordad subirlas a las redes nombrándonos (@Innoflower).

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de todas las noticias sobre las flores comestibles: recetas, datos de interés, ofertas...

Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.